El pálido verdor del desierto florido desaparece abrazado por los días del verano que se acerca,  la pampa cobra su reinado estéril y yermo…

En el interior del Campo Santo un sueño largamente acariciado inicia llenando de vida las silentes avenidas y callejones, sonríe la quebrada yerma tras el proceso de mejoramiento de la tierra que pronto albergara los pequeños árboles y plantas que pronto comenzaran a dar más vida al lugar, pero queremos hacerte participe de esta gran iniciativa y para esto a partir de hoy comenzaremos a recibir las donaciones de plantas y pequeños árboles que deseen aportar para esta iniciativa.

Convirtamos juntos el Campo Santo en un pulmón verde que nos enorgullezca, transformemos juntos este lugar en un campo florido permanente, junto a ti es posible.

Sumate a esta campaña y comparte!! 

def corregido.jpg